Nuestro embajador español Prof. Fermín Mallor, Catedrático de Universidad en el departamento de Estadística e Investigación Operativa de la Universidad Pública de Navarra, respondió preguntas sobre su relación con i-prognosis.

¿Quién es usted y de dónde proviene su interés en la investigación sobre el Parkinson?

Mi nombre es Fermín Mallor, Catedrático del área de Estadística e Investigación Operativa de la Universidad Pública de Navarra. Coordino un amplio grupo de investigación multidisciplinar (www.unavarra.es/quphs) cuyo propósito es la mejora de los servicios de salud a través de técnicas de análisis de datos y de modelos de simulación y optimización. El proyecto i-PROGNOSIS, liderado por el profesor Leontios J. Hadjileontiadis, contribuirá a la mejora de la salud de pacientes con Parkinson haciendo un hábil uso de las nuevas tecnologías y metodologías de análisis. En concreto, nos llamó la atención su planteamiento de recogida prospectiva de datos a gran escala a través de una aplicación móvil, con participación voluntaria de los ciudadanos, así como la aplicación de técnicas de análisis de datos conducentes a obtener un impacto real positivo en la salud de las personas. Además, desde un punto de vista más personal, cuento con antecedentes familiares con enfermedad de Parkinson y sé de la importancia que puede tener una detección y tratamiento precoz de la misma.

¿Por qué decidió apoyar la investigación de i-PROGNOSIS?

Porque es una investigación conducente a impactar positivamente en la salud de las personas mediante el uso de metodologías de tipo cuantitativo con un carácter altamente novedoso. También contribuyó la excelente predisposición y entusiasmo que Leontios y Sofia mostraron por dar a conocer su proyecto.

¿Cómo ha apoyado hasta ahora la investigación de i-PROGNOSIS y cómo la apoya actualmente?

Organizamos unas jornadas sobre Big Data en Salud en la Universidad Pública de Navarra donde Leontios y su colaboradora Sofía Balula presentaron el proyecto ante un público interesado formado por investigadores en el análisis de datos, médicos relacionados con el Parkinson así como gestores del sistema público de salud. Las jornadas despertaron gran expectación entre los asistentes y entre la prensa local que se hizo eco de las jornadas y entrevistaron a Leontios.

¿Cómo podrían otras áreas de investigación beneficiarse del “patrimonio” de i-PROGNOSIS?

Sin duda el proyecto está recabando una ingente cantidad de datos que pueden resultar útiles para el estudio de otras enfermedades o de hábitos saludables de las personas. A este respecto no puedo ser más específico puesto que no soy médico, sin embargo, sí que valoro la riqueza del banco de datos que el proyecto está creando. En este sentido, en una época donde saltan a los medios de comunicación el mal uso que ciertas compañías hacen de datos personales, mal adquiridos a través de dispositivos móviles, es necesario concienciar al ciudadano de la importancia que los datos tienen para el progreso de la investigación científica en salud. Sin duda el proyecto i-PROGNOSIS contribuye a esta concienciación y a demostrar que es posible una armonización de la protección de datos personales con la actividad investigadora.